New York.- Los bares y restaurantes, gimnasios, oficinas, lugares de entretenimiento, cines, peluquerías y salones de belleza, podrán volver en gran parte a su funcionamiento normal —sin los requisitos de distanciamiento social o limpieza especial— bajo una amplia relajación de las restricciones de Covid-19, anunciadas el pasado martes 15 de junio por el gobernador Andrew M. Cuomo.
El gobernador tomó la decisión después de que el estado de Nueva York alcanzara, un día antes, el hito de que el 70% de los adultos hayan recibido al menos una dosis de la vacuna Covid-19.

“Es un día trascendental”
“Significa que ahora podemos volver a la vida como la conocemos”, dijo Cuomo, agregando que Nueva York alcanzó esa marca antes que la mayoría de los demás estados, a pesar de ser uno de los lugares que recibió los primeros y más severos ataques del virus.
“Este es un día trascendental y lo merecemos, porque ha sido un largo, largo camino”, dijo Cuomo al comienzo de un evento transmitido en vivo desde One World Trade Center, en Manhattan, donde la gente reunida aplaudió y ofreció ovaciones de pie a sus comentarios sobre la recuperación del estado de la crisis pandémica.

Long Island la más vacunada
De todas las regiones estatales, Long Island fue la que mejor logró alcanzar la meta de vacunación para adultos, con el 75.3% de los mayores de 18 años recibiendo las vacunas, dijo Cuomo.
Después de más de un año de restricciones pandémicas, los clientes ahora podrán sentarse hombro con hombro en bares o restaurantes, dijo Cuomo. Las personas no vacunadas aún deberán usar una máscara en esos negocios y otros, pero estará en el sistema de honor. Y los límites de capacidad pandémica en bares y restaurantes también desaparecerán, dijo.

Opción de empresas y negocios
Sin embargo, dijo Cuomo, las empresas tienen la opción de mantener el distanciamiento social, las mascarillas obligatorias y los límites de capacidad si así lo desean.
Tampoco habrá límites de tamaño para las reuniones en interiores en los hogares de las personas, y los lugares de artes escénicas con una capacidad inferior a 5,000 pueden operar a plena capacidad, ya sea que las personas estén vacunadas o no.

En las oficinas y los edificios
Ya no se requerirá que los trabajadores de oficinas y edificios comerciales mantengan seis pies de distancia social, y los operadores de los edificios no estarán obligados a realizar controles de temperatura o exámenes de salud de las personas que ingresan. Aunque, las empresas pueden mantener las restricciones si lo desean.
Tampoco se requerirá que los centros comerciales tengan carriles de sentido único o sistemas de ventilación especiales. Ni se requerirá que las peluquerías y salones de belleza mantengan registros de los clientes con información de contacto, para ayudar con el rastreo de contactos. Así mismo, no se requerirá que los gimnasios y los centros de fitness realicen una limpieza y desinfección adicionales.

Los centros de entretenimiento
También se están levantando los límites de capacidad en los centros de entretenimiento familiar, aunque las empresas pueden seguir imponiendo requisitos de distanciamiento social y enmascaramiento si así lo desean.
Las salas de cine ahora pueden volver a su capacidad máxima, con la asistencia de personas vacunadas y no vacunadas, aunque se supone que las últimas deben usar máscaras.
Algunas restricciones permanecen vigentes, como el requisito de que los niños usen máscaras en el interior de la escuela.

Fuente: La Tribuna Hispana/NY