Ahora que el turismo tradicional de viajes de largo recorrido, en avión, tren o simplemente por las grandes carreteras, sufren grandes restricciones debido a la pandemia del Covid-19 que estamos sufriendo todos, surge como una gran alternativa los paseos cortos a los parques y atracciones naturales que ofrece el estado de Nueva York. Y la primavera es la mejor estación, propicia para estos recorridos.

Es el caso del parque estatal Bayard Cutting Arboretum, ubicado en el condado de Suffolk, Great River, Long Island, New York. Con 691 acres, casi tres kilómetros cuadrados, situados en el pintoresco río Connetquot, ofrece la posibilidad de hacer un gran recorrido, apreciando una gran variedad de plantas ornamentales, traídas desde diversos confines del mundo, así como vistas impresionantes de los grandes jardines y bosques que ofrece la otrora mansión del millonario y filántropo Willian Bayard Cutting. Esta es una de las últimas propiedades que quedan en la costa sur de Long Island y ha sido incluido en el Registro Nacional de lugares históricos desde 1973 como distrito histórico

La mansión de la finca, de estilo Tudor y que fue construída en 1866, mantiene su estilo original con muebles típicos de la época y cuenta con 60 habitaciones de grandes muebles de roble, vidrieras y chimeneas importadas. En el primer piso funciona actualmente una cafetería, desde donde es posible ver el río Connetquot a través de suntuosos jardines y una gran alfombra verde de césped.

En el interior de la mansión hay una muestra de fotografías históricas retrospectivas que muestran que Westbrook, nombre como era conocida anteriormente, funcionaba también como granja lechera que producía leche embotellada de vidrio para la venta en los mercados locales. Uno de los graneros originales (Carriage House) permanece aún en el área agrícola del arboreto.

En 1936, toda la propiedad, incluída la mansión, fue donado a la región del parque estatal de Long Island por la esposa de Bayard Cutting y su hija, Olivia James, en memoria de William Bayard Cutting, “para brindar un oasis de belleza y tranquilidad para el placer, el descanso y el refrigerio de los que se deleitan con la belleza al aire libre; y lograr una mayor apreciación y comprensión del valor y la importancia de la siembra informal «.

La Comisión del Parque Estatal de Long Island asumió el control del parque el 1 de diciembre de 1952. El parque se abrió oficialmente al público el 15 de mayo de 1954. La comisión decidió que no se permitirían picnics, baños, paseos a caballo ni áreas de juego en la propiedad. Se agregaron más espacios de estacionamiento el año siguiente para dar cabida a más visitantes. 

Ecoturismo o el contacto con la naturaleza

Si la mansión Bayard Cutting es un gran legado histórico, todo el entorno natural que constituye el parque es una gran riqueza para el alma y el espíritu. Los senderos están muy bien señalizados y los recorridos se pueden hacer a gusto y paciencia de quienes se atreven a adentrarse a esta aventura. El parque tiene una variedad de senderos naturales denominados: Woodland Garden Walk, Perennial Garden Walk, River Walk, New Pinetum Walk, Old Pinetum Walk, Holly Walk, Paradise Island Walk y Royce Rhododendron Walk. 

La gran variedad de plantas están todas identificadas con un cartelito, donde se especifica su clasificación, variedad y procedencia. El brazo del río Connetquot, en el que hay peces y tortugas, da a lugar un ecosistema propio, en el que anidan garzas y otras especies de aves, que se pueden observar a través de pequeños puentes y senderos perfectamente distribuídos a lo largo del River Walk.

Hay plantaciones realizadas durante y después de la década de 1940. La colección de abetos, piceas, pinos, cipreses, cicuta, tejos y otras coníferas menos conocidas sigue siendo probablemente la más extensa que se puede encontrar en Long Island.

Dentro de la colección hay varios árboles que, regionalmente, son los más grandes de su especie. También se encuentran extensas plantaciones de árboles de hoja perenne enanos, rododendros, azaleas, acebos y robles.

Las flores silvestres y los narcisos se presentan en muchos lugares como bosques nativos. Combinadas con los estanques y arroyos del sitio, estas áreas brindan oportunidades para observar una amplia gama de aves terrestres y acuáticas y atisbos ocasionales de zorros, mapaches y otros animales pequeños.

El parque se puede visitar de martes a domingo a partir de las 10 de la mañana hasta las cinco de la tarde. Sólo se paga el derecho de estacionamiento ($8 dólares). Las personas de la tercera edad (A partir de 60 años) tienen entrada gratuita, menos los fines de semana y días festivos. Bayard Cutting Arboretum, está ubicado en 440 Montauk Highway Great River, NY 11739.

By Francisco Manrique/ Photography: Enzo García